Skip to content

Más sobre el concurso para la Bienal

by on September 27, 2013

Antonio Gallardo | @papantonio

Van algunas reflexiones y consideraciones con relación a la convocatoria para la curaduría de la participación de México en la Bienal de Venecia del 2014.

Primero hay que aplaudir que CONACULTA, a través de la Dirección de Arquitectura y Conservación del Patrimonio Inmueble del INBA, haya lanzado la convocatoria.

Sin embargo, se presentan muchas dudas que podrían aclararse antes del cierre de inscripciones el próximo lunes.

La convocatoria dice que“podrán participar todos los arquitectos en un equipo que incluya un historiador y un museógrafo, y que cuente con la experiencia, la solvencia, la infraestructura y equipo de asesores requeridos”

Ante lo cual surgen varios de mis cuestionamientos: ¿un historiador y un museógrafo con qué perfil?, ¿la experiencia medida en tiempo o en proyectos similares; y cuántos y de qué magnitud?, ¿de qué solvencia se habla: moral, profesional, técnica, económica?, ¿infraestructura física o de que tipo y en que volumen cuantitativo y cualitativo?

La fecha límite de registro es el 30 de septiembre, mientras que la fecha límite para la presentación de la propuesta es el 10 de enero. Paradójicamente a lo que sucede en proyectos de obras públicas, el tiempo para el desarrollo de la propuesta parece demasiado largo, lo que puede hacer pensar que las propuestas serán algo más que conceptuales o incluso a nivel anteproyecto. En muchos concursos de arquitectura, es posible registrase teniendo como límite de inscripción la misma fecha de presentación de la propuesta, abriendo la posibilidad de una mayor participación.

En cuanto al jurado, tal vez una los errores más grandes en una convocatoria es no precisar el nombre y el perfil de los integrantes del mismo. Esto genera incertidumbres y opacidad. En muchos manuales de recomendaciones par la organización de concursos, desde la Unión Internacional de Arquitectos, e incluso en nuestro país, del Colegio de Arquitectos de la ciudad de México, se establece la conveniencia de integrar el jurado antes del inicio del propio concurso. Expresar que el jurado será integrado por reconocidos profesionistas, no es suficiente, pues no se indica que tipo de profesionistas.

Por otro lado se ofrecen tres premios iguales mientras sólo habrá un proyecto ganador. Surge entonces otra duda: sin dejar de reconocer que el segundo y tercer lugar tiene un mérito, ¿no sería mejor asignar ese monto al presupuesto para el desarrollo del proyecto ejecutivo?

La falta de claridad en la convocatoria hace necesario solicitar las bases. En mi experiencia en asociaciones gremiales y profesionales locales, nacionales e internacionales, se pueden emitir recomendaciones para no participar si no hay buenas bases que, sin ser una garantía, si pueden ser cimiento para buenos resultados. Malas bases, falta de claridad, transparencia y demás errores, sí pueden ser casi una garantía del fracaso.

La oportunidad que se presenta para la tercera participación oficial de nuestro país en uno de los eventos más relevantes no se debe desaprovechar. A partir de la excelente decisión de haber lanzado una convocatoria abierta hay que señalar los reparos que planteo. Existe aun la posibilidad de aplicar mejorar esta convocatoria, buscando que los resultados sean transparentes. Las mismas sesiones de preguntas y respuestas deben de considerar lo anterior y resolver con claridad y oportunidad las condiciones del concurso para evitar sorpresas y suspicacias.

From → Uncategorized

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: