Skip to content

Al que nace pa’tamal

by on April 24, 2014

Emilio Ades | @3wilio

El “concurso” para el pabellón de México en Milán, 2015, nos muestra que el camino aún es largo. El fracaso de otro concurso “público” más no implica una falla en el método, sino una fisura en el sistema. No faltarán los detractores —normalmente beneficiarios del sistema— que aprovechen el desliz para argumentar que los concursos no son la solución para los proyectos públicos. Yo seguiré creyendo en los concursos como la única manera de hacer arquitectura pública. Sin embargo, es trascendental entender que su éxito o fracaso dependen —como casi todo— de la buena o mala voluntad del funcionario que pone las reglas del juego.

No tengo duda que un concurso cuya convocatoria se limita a cierto “tipo” de despacho y en el que 80 días después de anunciarse el resultado podemos ver el proyecto ganador, es otra forma de asignación directa. A mi ya no me interesa la “postura” del Colegio de Arquitectos ante esto. Lamentablemente todo esto no entra en la agenda del Colegio de Arquitectos: ellos tienen otros intereses.

Al tratar de terminar este texto que no logro concluir, leo que el tema de la exposición mundial es “Feeding the Planet, Energy for life” y me pregunto, ¿cúantos países disfrazaran sus pabellones de comestibles? Es muy claro que “Al que nace pa’tamal, del cielo le caen las hojas.”

From → Uncategorized

Leave a Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: